Perros y lobos ...

Si los lobos comen carne, los perros ... que descienden de ellos, también ¿no?


En términos de alimentación, se suele comparar a los perros con lobos.


Puede que esta suposición no sea cierta. Hoy sabemos que entre perros y lobos hay diferencias genéticas.

¿Cómo afecta esto en su alimentación?

Evolución y domesticación del perro:

Según la revista científica SCIENCE , que forma parte de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, fue hace 15.000 años que aparecieron los primeros perros domesticados.

En esos tiempos, los humanos vivían como cazadores-recolectores, y muy seguramente subsistían comiendo carne, la cual compartían con sus primeros compañeros caninos. A partir del desarrollo de la agricultura, hace 12000 años atrás, los humanos comenzaron a comer más y más almidón (que se encuentra en la mayoría de plantas) y por lo tanto, también los perros.

“La evolución genética de los perros pareciera ir en paralelo con los humanos” dice Peter Savolainen, genetista del Royal Institute of Technology en Estocolmo quien estudió este cambio.

Comparando los genomas (todo el material genético) de varios tipos de perros, tanto domésticos como salvajes, Erik Axelsson y sus colegas de la Universidad de Upsala, Suecia, descubrieron que los perros tienen de 4 a 30 copias del gen AMY2B, que codifica para la enzima alfa-amilasa 2B, que permite digerir el almidón.

En cambio los lobos solo tienen 2.

En efecto, la paleontóloga Morgane Ollivier extrajo ADN de 13 especímenes de perros y lobos prehistóricos, y encontró que 4 de estos perros tenían más de 8 copias de AMY2B. Los restos de estos perros tenían entre 7.000 y 5.000 años de antigüedad.


¿Y que tiene que ver esto con nuestros perros?


El desarrollo de técnicas de cultivo hace miles de años trajo un incremento en el número de genes para la digestión de almidón en perros domésticos.

Ellos pueden digerir sin problemas comidas vegetales gracias a su evolución lado a lado con los humanos. Por eso difieren en sus requerimientos nutricionales con los lobos, a los cuales la adaptación a una dieta vegetal no les daría ninguna ventaja evolutiva.


Hoy, veterinarios, consumidores y empresas de alimentos para perros están descubriendo los beneficios de una alimentanción 100% vegetal.


Estudios recientes demuestran que no solo es una alternativa a una dieta basada en carnes, sino que, al igual que a los humanos, trae muchos beneficios para su salud.





Publicaciones recientes